martes, 24 de junio de 2014

Crónica del curso nacional de Aikido impartido por el Maestro Roberto Sánchez 6º Dan Aikikai en San José de la Rinconada (Sevilla) 21/06/2014.

Esta vez por motivos laborables no he podido asistir a este curso, como no podré a ninguno durante el verano, pero si que asistieron dos de mis alumnos, recientemente aprobados Shodan, Julián y Cristina, y como debe ser me han mandado un par de fotos y una buena crónica de lo vivido en el curso.



















Tiempo atrás mirando la página de nuestra asociación de Aikido y en concreto el calendario de cursos, como en tantas otras veces,  para ver que cursos se realizan este verano y así intentar planear una salida Atemi. Ví con grata sorpresa para mí, que el día 21 de Junio, el Maestro Roberto Sánchez impartía un curso de Aikido en la localidad sevillana de San José de la Rinconada. Grata sorpresa esta, ya que,  el que escribe estas palabras estuvo residiendo en la localidad de Sevilla durante 6 años y claro que mejor oportunidad para volver, que esta, por lo que inmediatamente, le propuse la idea de viajar a Sevilla a mi pareja y practicante de Aikido Cristina  y claro, Aikido, viaje, Sevilla y curso del maestro Roberto, fue muy fácil convencerla.
De esta manera se puso en marcha una nueva salida Atemi, aunque reducida, ya que por motivos familiares y de trabajo ni nuestro Maestro Juanjo, ni ningún compañero del grupo Atemi  nos pudieron acompañar esta vez. Eso sí, con el encargo de mi Maestro de escribir estas palabras para su blog, que espero que sean de agrado para él y mis compañeros y despierten cierta envía sana en ellos jejeje.
Centrándome en el curso, decir que, excelente organización por parte del grupo de Aikido de San José de la Rinconada, un curso muy familiar por el recibimiento dado y muy bien organizado y eso que era el primero que organizaban.
Del Maestro Roberto que puedo decir yo, “que llevo en esto dos días, como se suele decir”, simplemente que practicar con alguien de su nivel, renueva las ganas y energías del asistente de seguir practicando mas. La clase  por la mañana estuvo  muy en la línea del trabajo que el Maestro Roberto a propuesto en los últimos cursos que he podido asistir, como el de Moralzarzal, repartiendo la clase en los ataques de Katatedori y Yokomen uchi, mostrando tantos detalles, que cada uno en su nivel seguro que se ha llevado muchos detallitos para su casa.
Por la tarde y después de una buena comida en grupo, la clase fue muy amena, que no carente de ritmo y eso que las clases de la tarde, en general, después de comer cuesta un poquito arrancar la máquina. Digo que fue amena, porque el Maestro Roberto  comenzó la clase con un trabajo de Jo muy entretenido e interesante, con una serie de ataque y defensa encadenados que te obligaban a mantener la concentración durante todo el ejercicio, continuando la clase con ushiro ryotedori y ushiro katatedori kubishime. En este arte marcial uno nunca deja de aprender cosas nuevas y cuando piensa que alguna técnica tiene pocas salidas, viene el Maestro Roberto y te deja boquiabierto con nuevas salidas, por lo menos para uno, en kubishime ikkyo, sankyo y kokyunage, ataque que por la complejidad del agarre, se suele entrenar siempre de la misma manera en los dojos.
En fin, un curso muy familiar y técnicamente extraordinario como todos los del Maestro Roberto. Por último me quiero despedir dando las gracias a los compañeros del grupo de Aikido de San José de la Rinconada y a sus Maestros Virgilio y José Luis de Granada por su recibimiento y organización, al Maestro Roberto por su atención y en especial a mi pareja Cristina ya que compartir entrenamientos y cursos con ella me enriquece aún mas como persona.
Crónica escrita por Julián, Shodan del grupo de Aikido Atemi de Mora de Toledo.