domingo, 26 de mayo de 2013

Esto también es Aikido...

"Todos somos felices cuando aprobamos un examen de dan. No obstante, ello no es razón para salir del dojo sin saludar o abrazarse en el tatami para felicitarse mutuamente, actitud que no se debe fomentar. Aprobar un grado o ganar una competición son dos actos de distinta naturaleza. Lo primero que hay que hacer es agradecer a los miembros del tribunal, luego a su profesor y los sempais, y solo a partir de entonces se puede compartir la alegría con los amigos. En Francia, durante los primeros tiempos de mi estancia, los practicantes que acababan de superar el examen también ofrecían a sus profesores y amigos una pequeña fiesta en un bar y no se dudaba en descorchar una botella de champán. Incluso cuando yo era uchideshi, las personas de educación tradicional ofrecían al maestro, a sus sempais y amigos aikidokas una cena de agradecimiento." fragmento sacado del libro etiqueta y transmisión de Nobuyoshi Tamura Sensei.

En el grupo Atemi se respeta la etiqueta a rajatabla, y por eso el pasado jueves (23-05-2013) los nuevos Shodan y el que escribe nuevo Sandan, decidímos que después de clase había que celebrar los nuevos grados. Por supuesto todos encantados, todo lo que sea celebrar siempre es síntoma de alegría. Nos hubiera gustado que también nos acompañara mi maestro y tutor del grupo Atemi, David Sánchez, pero ya quedamos en que nuestras deudas de cervezas con él, se pagarían en otra ocasión, cuando su agenda se lo permitiera con más tranquilidad.
También quise tener un detalle con los alumnos y decidí que la clase fuera solo de armas, media clase de bokken y media de jo, que siempre tenemos poco tiempo y esta era una ocasión idónea para disfrutar de una clase distinta a las habituales.
Después todos al bar, bueno todos no, faltaron algunos alumnos por distintos motivos, pero si estábamos una buena representación del grupo Atemi. Local privado para nosotros, con una pantalla de cine preparada para poner los vídeos de los exámenes, una pasada la verdad, nos lo montamos muy bien, jejeje. Todos atentos, viendo detalles y comentando la jugada.
Después de llenar bien el "tandem" y de hidratarnos como Dios manda, ya en un ambiente más distendido, llega ese momento en que los sorprendo poniendo vídeos de muchos de ellos hace unos años, incluso cuando algunos llevaban pocos meses de práctica. Ahí es cuando ya no puedes parar de reír, es algo alucinante como un estudiante puede llegar a evolucionar siendo serio y constante. Claro para los más nuevos era más divertido, jejeje, ver a sus sempais es sus tiempos de blanquito. También vimos vídeos de exhibiciones que hemos realizado en varios pueblos.
Se pasó el tiempo en un abrir y cerrar de ojos, cuando se esta agustito es lo que pasa. Pero no pasa nada, porque ya os puedo asegurar que nos quedan muchas celebraciones más.