martes, 31 de enero de 2012

Crónica del curso de Aikido impartido por el Maestro David Sánchez 5º Dan en Mora. 28-01-2012

El pasado sábado 28 volvíamos a tener una cita importante los aikidokas del Dojo Atemi. Un nuevo curso con mi Maestro, en vez de tener que ir a clase a su Dojo, recibía su visita. Además era un día importante porque 5 de mis alumnos se examinaban de 1er kyu y había que darlo todo en el tapiz. Ya que tengo la suerte de tener alumnos de todos los puntos de la provincia de Toledo, había que quedar en un sitio céntrico y a una hora que nos permitiera llegar puntuales a nuestra cita. Me acompañaron 11 alumnos, pero quiero decir que los que no vinieron, por distintos motivos, que no se preocupen que siempre habrá más oportunidades. Por cierto, un tercio de los asistentes al curso eramos nosotros 12, así que un dato más de que somos un buen grupo de amigos-aikidokas. Bien, en referencia a lo acontecido en el tatami, que decir, el Maestro como siempre dejando detalles que sólo unos pocos elegidos pueden realizar. Un gran trabajo desde los ataques de katadori y katatedori, teniendo bien en cuenta los desplazamientos, desde los pies, pasando por las caderas, fijando nuestro centro, y manteniendo una buena posición. Todo ello conjuntamente. Habrá que seguir con el estudio en nuestro Dojo. La verdad es que él lo hace tan fácil, que te crees que puedes hacerlo parecido, pero te ataca el uke y te das cuenta que hay que dedicar muchas horas,entrenar mucho para seguir evolucionando, y poder llegar cerca de ese nivel dentro de muchos años. Yo no tengo prisa, no sé vosotros ;) Después de 3 horas de clase, dió por finalizado el curso, pero llegaba la hora de los exámenes de 1er kyu para mis alumnos Fran, Javi, Juande, Iván y Kike. Otro alumno mío, Pedro, se unió al grupo para que estuvieran pares. Hay que decir que para llegar a este momento, ya fueron al Dojo del Maestro David para hacer un simulacro de exámen y otro día para corregir los fallos que cometieron, es decir, que se lo han currado y no los han regalado nada. Todo salió muy bien, aprobaron los 5 aspirantes, pero aparte, el Maestro David nos dió la enhorabuena por el compromiso que hemos demostrado, diciendo que se habían corregido los errores, y que siguieramos así, que todavía no se había conseguido nada, esto es un escalón más, pero todavía nos queda mucho por aprender, tanto a ellos el día que tengan que ir a Shodan como yo cuando tenga que ir a Sandan, pero que estamos en el buen camino. Por mi parte quiero decir que para mi son muy importantes las palabras que nos dedicó mi Maestro, el darnos las gracias por haber asistido al curso, su felicitación por como llevo las clases y mi humilde grupo. (Todos los de la foto menos Jesús, arriba a la derecha, y los + nuevos del grupo, asistieron al curso) Todo eso te hace seguir hacia delante con la cabeza muy alta y sentirme orgulloso de lo que estoy haciendo, no es nada fácil mantener un gimnasio y un grupo de Aikido en un pueblo de menos de 3000 habitantes. También me siento un afortunado por lo más importante que tiene un Maestro, que son sus alumnos, sin ellos no existe el Maestro, y puedo decir bien alto que somos como una familia y que todos disfrutamos del Aikido como el que más, no seremos los mejores ni los peores, pero ir a una clase con una sonrisa y pasar un buen rato con unos amigos no lo tiene todo el mundo. Todo esto unido a que nadie les ha regalado nada, porque para aprobar 1er kyu han estado cerca de 2 años, y ninguno de ellos puso ninguna queja, porque ¿para que sirve que te regalen un grado? ¿para que el alumno esté contento y así no se borre?
Finalizo comentando que como no se hizo ninguna foto en el curso, he tenido que improvisar agregando una foto actual tanto del Maestro como del Dojo. Y que la foto de la comida de nuestro grupo fué en el negocio familiar, que también hay que colaborar, aunque nos hubiera encantado acompañar al Maestro David. Te deben una cervecita que nos tomaremos en Madrid después de clase.