lunes, 28 de noviembre de 2011

Exámenes de 2º y 1er kyu de Aikido en el Gimnasio Tomás Sánchez de Madrid. 19/11/2011

El pasado sábado 19/11/2011 la clase de Aikido de mi Maestro David Sánchez en Madrid me esperaba... pero esta vez a diferencia de casi todas a las que suelo o puedo asistir, me acompañaban una gran mayoría de mis alumnos. La idea de la visita era ver mediante simulacro-exámen si algunos de ellos estaban preparados para el paso a 2º kyu y otros a 1er kyu. Ibamos 12 incluido yo y sabíamos que entre los que ya somos los sábados y mis alumnos, el tatami iba a estar concurrido, pero fué más que eso, una clase a tope de aikidokas con ganas de entrenar e intentar hacer las técnicas como marcaba el Maestro, entre ellos dos antiguos compañeros míos, Andrés y Miguel. Un buen calentamiento como siempre, más ejercicios de aikitaiso, taisabakis y ukemis, para a continuación ponernos con el ataque de katadori, trabajando distintas técnicas que no voy a decir porque los que asistimos ya sabemos cuáles eran, sólo dejo como siempre un detalle que siempre me llevo de todas las clases de mi Maestro, katadori tenchinage, que si crees que sabes hacerlo, te aseguro que estás equivocado. Terminó la clase y David decidió examinar a mis alumnos, y algún alumno suyo también. Aprobaron Cristina, Jesús, Pedro y Gustavo 2º Kyu, también hizo el examen porque faltaba uno Julián a un buen nivel, pero él ya se examinó de hakama el mes pasado, y no suspendieron pero tampoco aprobaron Iván, Kike, Javi, Fran y Juande 1er kyu. Por qué digo eso, porque el Maestro les dijo que para él habían demostrado fuerza, coraje, valentía, actitud, ritmo y mucho más, pero que había 3 o 4 detalles que había que pulir para en un futuro no tenerlos para el grado Shodan, entonces no podía ní aprobarlos ní suspenderlos, si que podía dedicar una clase otro sábado que ellos quisieran para corregir esos errores y que después los examinaría en el curso que va a impartir en Mora en Enero. Así que todos totalmente de acuerdo y agradecidos al Maestro por como nos trata siempre. Y como no, tocaba cervecitas, pero pocas y allí en Madrid, en un bar cerca del dojo, con el Maestro David y algunos de sus alumnos, por supuesto invitaban los aprobados. Para mis clases en Atemi Dojo ya tenía detalles para darlos caña a todos y no volver NUNCA a cometer los errores que tanto yo, mi kohai Juan y el Maestro David vimos. Seguiremos entrenando y volverán a Madrid, iremos a los cursos que las circunstancias nos permitan y la evolución y los grados llegarán sólos. ( En referencia a las fotos, en la de los asistentes a la clase hemos tenido que poner a Juande que salía cortado y faltan otros 3 alumnos más por lo menos, y en la foto del grupo Atemi hemos tenido que agregar a 3 que se estaban hidratando mientras hacíamos la foto )