domingo, 6 de junio de 2010

Exámenes de 2º kyu alumnos Dojo Aikido Atemi. Orgaz ( Toledo ) 05/06/2010

Casi terminando la temporada de Aikido en el Dojo Atemi, llega el momento de los correspondientes exámenes para los alumnos que por su asistencia a clase y su lucha diaria en el tatami están más o menos preparados para aspirar a un nuevo grado, aunque nunca se está lo suficientemente preparado, siempre es bueno pasar esta prueba para ver que nivel hemos cogido durante estos meses, para eso se inventaron los exámenes, y aunque los grados llegan solitos a su debido momento, siempre es bueno ponerse un poco a prueba.
Después de estas palabras de reflexión, sobretodo para mis alumnos, os pongo en situación de como transcurrieron los exámenes. Bien quiero explicar que desde que empecé a dar clases de Aikido hace casi 3 años, siempre mis alumnos se habían examinado en el Dojo Jinbukan de mi Maestro Enrique Tendero, pero a partir de noviembre del 2009 y después de conseguir mi grado Nidan, dejaron de haber clases de Aikido allí, ya que el grupo de Aikido de Jinbukan se había ido diluyendo poco a poco y el Maestro tuvo que quitar las clases al quedar 4 alumnos. Era injusto para mis alumnos y para mí también, que yo estancara mi evolución, y decidí ir a clases al Gimnasio de Tomás Sánchez de Madrid. El Maestro me aceptó en su gimnasio gratamente y mirando los horarios, y viendo que los sábados impartía clase su hijo David Sánchez, al que yo ya conocía de muchos cursos, decidí unirme a ese grupo de un gran nivel. Sólo puedo examinar por ahora hasta 3er kyu (hakama) entonces los alumnos que se tenían que presentar a 2º kyu se tenían que venir conmigo para que los examinara el Maestro David sánchez 4º Dan de Aikido. Allí fuímos los 6 aspirantes, su sempai Juan que por lesión no pudo acompañarnos en el tatami, y el que escribe estas palabras, es decir, su profesor y a la vez alumno del Dojo que visitaban. Había que quedar temprano porque cada uno era de un pueblo distinto de Toledo y la clase comenzaba a las 10 de la mañana, aunque a las 9 había la correspondiente clase de armas a la que nos era imposible asistir. Llegamos a las 9:30 sin ningún problema, nos hidratamos bien ya que la calor que había era agotadora, y entramos a ponernos el keikogi y hakama. Terminó la clase de armas de las 9 y el Maestro David salió a recibirnos e invitarnos a la clase gustosamente. Mis compañeros de cada sábado nos recibieron con ganas de compartir unas buenas horas de práctica, ya que los traiga "carne fresca" jejeje. Qué decir de la clase, un gran nivel técnico y físico, hay que echarle "casta" para aguantar el ritmo que llevan allí, ya se lo había comentado a mis alumnos para que no los pillara de susto. Sólo tengo que decirlos estas palabras "bicicletita" "descansamos" "flexión-balanceo" para que recuerden lo que es sufrir, jejeje. Muchos ukemis, bastantes desplazamientos en shikko de todas las maneras, taisabakis, aikitaisos, etc etc. Pasamos a las técnicas y la base fué el ataque de katadori men uchi que correspondía para el grado 2º kyu, me quedo con uchikaitensankyo, me encantó el desplazamiento y movilidad de caderas del Maestro. Llegó el final de la clase y tuvieron 5 minutos de respiro para empezar el exámen. Se juntaron los nervios con el cansancio, el calor, que te examine otro profesor, y muchas cosas más, que no son excusas pero también cuentan como comentó el Maestro. Aprobaron pero ya saben que nos queda mucho por entrenar, esta claro que allí hay clases todos los días, y cuantas más horas de práctica, mejor, pero las que tenemos en nuestro dojo tenemos que aprovecharlas al máximo, y exigirnos cada uno muchísimo para que el nivel sea el adecuado. Mi enhorabuena para todos y espero que esta "aventura" os haya hecho recapacitar y motivar para las próximas que nos vengan. Nos vemos en el tatami.