jueves, 27 de mayo de 2010

Curso de Aikido en Lisboa impartido por el Maestro Claude Pellerín 7º Dan. 5-6/06/2010

Aquí os dejo el acceso directo a la web de la Aikikai Portugal por si queréis echar un vistado de los cursos y dojos que hay por allí, suelen llevar un par de veces al Maestro Claude y en octubre a Tamura Shihan, además suele haber poca asistencia de aikidokas, quitando los km que hay que hacer, por lo demás merece la pena juntarse un grupo e ir al país vecino. http://akp.aikikaideportugal.pt/

martes, 25 de mayo de 2010

lunes, 24 de mayo de 2010

viernes, 21 de mayo de 2010

miércoles, 19 de mayo de 2010

viernes, 14 de mayo de 2010

Pregunta al Maestro Claude Pellerín 7º Dan de Aikido y su importante respuesta.

MAESTRO, ¿podría Ud. decirnos si la velocidad de ejecución en Aikido es sinónimo de potencia y eficacia? ¿Porqué?

CLAUDE PELLERÍN:
La técnica eficaz es aquella realizada de forma natural, espontáneamente, sin esfuerzo, es la respuesta justa en el momento justo a la situación que se presenta. Conseguir ese nivel de aptitud requiere numerosos años de trabajo a lo largo de los cuales es necesario pasar por distintas etapas así como la reconsideración y puesta en duda de lo adquirido: -el aprendizaje de las formas técnicas, del ataque, de la caída, y el desarrollo de los fundamentos de estas técnicas. -la reconstrucción por si mismo de la técnica, -y, quizá más adelante...¿porqué no? llegar a esa capacidad que exprese de forma natural la técnica de Aikido o, aún mejor, a la libre manifestación del principio del Aikido en sí. El anhelo de realismo y eficacia es algo permanente en la práctica de un arte marcial. Pero veamos, ¿en que reside la eficacia? Para mí, la eficacia de una técnica de Aikido no descansa ni sobre la potencia ni sobre la velocidad de ejecución, éstos tan sólo son componentes de la técnica. Desde luego, es posible sustentar su realización técnica sobre esos elementos, pero sólo forman parte del dominio de las formas técnicas repetidas a ultranza sin la suficiente reflexión sobre nuestra propia acción. Es indispensable desarrollar buenos reflejos, esto se sustenta sobre la presencia, la flexibilidad, la movilidad, la estabilidad dentro de la movilidad: ser capaz de moverse libre y rápidamente en todas las direcciones sin perder el equilibrio. La práctica en suwariwaza y de las caídas en las técnicas, son excelentes ejercicios para desarrollar esas cualidades. En Aikido se utiliza una forma de potencia que no es la fuerza muscular. Esa capacidad se desarrolla con el Ken y el Jo siempre y cuando los ejercicios se realicen sin explotar la fuerza muscular y buscando una buena coordinación general. En la que a mí respecta, la eficacia se situa en el mejor aprovechamiento de la apertura del otro, de su desequilibrio, es lo que permite conducir su acción a una proyección o inmovilización sin que él pueda cambiar nada. Desde luego, esto requiere estar presente mental y físicamente dentro de la técnica antes de que el otro entre en acción, antes de su ataque, no se puede dejar ningún espacio, ningún vacío, ahí es preciso desarrollar la presencia, la vigilancia, la apertura, la disponibilidad. De esa forma, todo se coloca en su sitio de manera natural, espontáneamente, sin esforzarse en la velocidad y en la potencia. Por contra el esfuerzo de vigilancia y presencia es necesario para no precipitarse y para que cada etapa de la técnica se produzca en el momento que le corresponda. Esa eficacia tan sólo es una etapa en la práctica puesto que el Maestro Ueshiba habla de paz, significa, una vez más, actuar de tal modo que el combate no se entable. Esta capacidad exige llevar aún más lejos la búsqueda del conocimiento de sí mismo y de los demás, del combate ¡del principio mismo del Aikido!.

Clase de Aikido con el Maestro Koichi Tohei 9ºDan.

lunes, 10 de mayo de 2010

Curso de Aikido en Pedro Bernardo ( Ávila ) impartido por el Maestro Claude Pellerín 7º Dan. Mayo 2010

Este pasado fin de semana (7-8-9/05/2010) asistí al curso de Aikido en Pedro Bernardo ( Ávila ) impartido por el Maestro Claude Pellerín 7º Dan. Esta vez no pudo acompañarme ningún compañero ní alumno por temas de trabajo o de la famosa crisis, pero si que se apuntó mi mujer Bea como la mayoría de las veces, a la que preguntaban que si practicaba Aikido y ella decía no, pero me gusta mucho verlo, jejeje. A estos cursos no hay problema por ir sólo porque hay tanta unión de aikidokas y Maestros que parece una familia, aprovecho para mandar saludos a los compañeros de Talavera, grandes seguidores del blog, a los de Asturias, Galicia y Ávila, y a todos los demás por supuesto, aunque con ellos lo pasamos de lujo en las comidas y cenas, hablando de las clases y de muchas cosas más. Ya sabéis que os espero en mi dojo cuando queráis y yo intentaré escaparme a los cursos del norte. Ahora paso a desarrollar un poco todo lo acontecido en las clases del gran Maestro Claude, aunque es un poco difícil de explicar y los que lo han vivido lo saben igual que yo. Es un nivel al que para llegar hay que dedicar toda una vida, e incluso dos vidas diría yo, jejeje, como se mueve, como se desplaza, pero no sólo en el tatami, sino también en su vida diaria. Para mí creo que es el alumno del Maestro Tamura que mayor detalles ha cogido de él, tal como dijo al finalizar una clase, él intenta descifrar la práctica del Maestro Tamura para luego poder enseñarlo. Si me tengo que quedar con una clase me quedo con la del viernes noche, el porqué es fácil, no llegabamos ni a 20 aikidokas, entonces piensas que es como si un gran Maestro hubiera ido a dar una clase a tu dojo y tengas tan de cerca esas enseñanzas. Una pasada como se iba moviendo por todo el tatami practicando con cualquier persona sea del grado que sea, y siempre con una sonrisa, no hacía falta entenderle, con un gesto ya sabías lo que quería decir, lo difícil era hacerlo. Y de esa clase me quedo con unos minutos en los que le pude hacer de uke bastante tiempo, y él me atacaba, yo me movía para realizar la técnica y terminaba en el suelo, después atacaba yo y con un perfecto movimiento de caderas me hacía distintas técnicas sin apenas gesto, puro aikido. La base de sus clases estuvo en el desplazamiento de las caderas con el ataque katatedori y la técnica shihonage, cuando te venía el ataque o agarre ya tenías que estar colocado para hacer la técnica y sólo con una mano, muy difícil para todos, pero la clave para luego continuar con lo demás. Buenos ejercicios de Chi-kung, aikitaiso y taisabakis, con ataques como katatedori, morotedori, ushiro ryokatadori, yokomen uchi, etc etc, un poco de hammi handachi, una buena tarde de sábado con el bokken, y una buena finalización de curso con ataque de tanto, con técnicas que algunos pensabamos que no se podían hacer. Un gran curso, un gran Maestro y sobretodo gran persona, seguro que repetiremos.

viernes, 7 de mayo de 2010

Dojo Shumeikan en Bras ( Francia ) del Maestro Nobuyoshi Tamura 8º Dan de Aikido.

Entra aquí para verle como si estuvieras allí mismo...
http://www.aikido-aix-les-bains.com/visites/visite-dojo.html
Si queréis saber de todos los cursos que hay en Francia entrar aquí...
http://www.stages-aikido.fr/

miércoles, 5 de mayo de 2010