martes, 27 de abril de 2010

El espíritu de un samurai del Dojo Atemi.

Esta noticia no está relacionada directamente con el Aikido, pero sí indirectamente porque el protagonista es Juan, Shodan, kohai y gran amigo, casi podría considerarle mi hermano mayor, porque siempre me ha apoyado y nos hemos ayudado en lo que hemos podido. Hace ya un tiempo cuando era 1er kyu tuvo una gran desmotivación en las clases de Aikido, y yo me propuse que siguiera por lo menos para conseguir el grado Dan, y así lo hizo. Hace muy poco tiempo le entró la "vena" de correr el maratón que había en Madrid este pasado 25 de abril, sin ser un corredor habitual, y entre darse caña en las clases de Aikido y una buena preparación en Gimnasio Atemi, aparte de salir algunos días a correr unos cuántos kilómetros, consiguió su objetivo como buen samurai. Desde aquí mi más sincera ENHORABUENA. Nos vemos en el tatami para seguir aprendiendo.